Plusvalía municipal

Plusvalía municipal

El Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU), popularmente conocido como “plusvalía municipal”, es, según la propia normativa que regula el tributo, esto es, el Texto Refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, aprobado por Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo (en adelante, TRLRHL) “un tributo directo que grava el incremento de valor que experimentan dichos terrenos y se ponga de manifiesto a consecuencias de las transmisión de la propiedad de los terrenos por cualquier título o de la constitución o transmisión de cualquier derecho real de goce, limitativo del dominio, sobre los referidos terrenos.”

De conformidad con lo expuesto, la base imponible de la “plusvalía municipal” debería estar constituida por el incremento real del valor de los terrenos que se transmitan o sobre los que se constituyan o transmitan derechos reales de goce.

Sin embargo, en el TRLHL se establece la forma de determinación de la base imponible del IIVTNU, que básicamente consiste en una fórmula objetiva de la que siempre se deriva una cuota positiva, esto es, aquella persona o entidad que transmita un inmueble de naturaleza urbana, aún cuando se ponga de manifiesto una pérdida con ocasión de dicha transmisión, tendrá que “pasar por caja”.

A pesar de lo expuesto, recientemente el Tribunal Constitucional, en Sentencia de 16 de febrero de 2017, ha establecido que “al establecer el legislador la ficción de que ha tenido lugar un incremento de valor susceptible de gravamen al momento de toda transmisión de un terreno por el solo hecho de haberlo mantenido el titular en su patrimonio durante un intervalo temporal dado, soslayando, no solo aquellos supuestos en los que no se haya producido ese incremento, sino incluso aquellos otros supuestos en los que se haya podido producir un decremento en el valor del terreno objeto de transmisión, lejos de someter a gravamen una capacidad económica susceptible de gravamen, les estaría haciendo tributar por una riqueza inexistente (…).”

En base a dicho argumento el Tribunal Constitucional ha declarado nulos los artículos de la Norma Foral 16/1989 de 5 de julio del IIVTNU en la medida que someten a tributación situaciones en las que no existen incrementos de valor.

Siendo en este sentido idénticas la Norma Foral y el TRLHL, se espera que el Tribunal Constitucional acabe declarando nulos los artículos 107.1, 107.2.a) y 110.4 del TRLHL, evitando así que se tribute por el IIVTNU en aquellos supuestos en los que se transmitan inmuebles por un valor inferior al de su adquisición.

En conclusión, SIEMPRE QUE SE PUEDA ACREDITAR QUE EN EL SENO DE UNA TRANSMISIÓN DE INMUEBLES/TERRENOS URBANOS NO HA EXISTIDO EN TÉRMINOS ECONÓMICOS Y REALES UN INCREMENTO DE VALOR, NO DEBERÍA EXIGIRSE LA “PLUSVALÍA MUNICIPAL” POR LO QUE RECOMENDAMOS INICIAR UN PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO PARA INSTAR LA DEVOLUCIÓN DE LOS IMPORTES INDEBIDAMENTE PAGADOS POR ESTE CONCEPTO.

Quedamos a su disposición para estudiar su caso concreto y evitar el pago de un tributo que, entendemos, será declarado inconstitucional.

Habilidades

Publicado el

29 marzo, 2017

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *